El arte de la rinoplastia

Erase un hombre a una nariz pegado, narraba Quevedo en forma de verso, hace ya unos cuantos siglos, para referirse a un caballero con un apéndice nasal demasiado grande. Al igual que las palabras del poeta, la rinoplastia o cirugía de nariz es un arte, no una disciplina literaria, pero sí una arquitectónica o escultórica que depende tanto de la precisión milimétrica como del sentido estético del cirujano.

La rinoplastia es una de las intervenciones más frecuentes en nuestra clínica y su objetivo principal es conseguir el mayor resultado armónico, no solo de la nariz como estructura separada, sino de esta con respecto al resto de la cara. Pero no menos importante será mejorar su capacidad funcional, cuando es deficiente, o mantenerla cuando esta sea normal.

La motivación principal de los pacientes para realizarse una rinoplastia sea el descontento con su forma o tamaño, es muy frecuente que el defecto nasal se acompañe de alteraciones respiratorias que han pasado desapercibidas porque siempre han respirado de esa manera. Ocurre con las deformidades de las estructuras que forman las válvulas nasales y que son fundamentales en la respiración nasal.

Otras causas que con frecuencia llevan a operarse son las secuelas o defectos provocados por anteriores rinoplastias, septoplastias, traumatismos, quemaduras y tumores. Estos casos suelen conllevar mayor complejidad y exigirán la utilización de técnicas reparadoras y reconstructoras.

En este post nos centraremos en la base de cualquier cirugía, que es la anatomía. Para entender la rinoplastia es necesario comprender la complejidad de la anatomía nasal y entender que la nariz es una estructura arquitectónica maravillosa cuyas formas están diseñadas para cumplir sus funciones respiratoria y olfatoria. Comenzaremos con la anatomía de lo que vemos desde afuera también llamada anatomía topográfica; tanto en su visión frontal y lateral de la nariz distinguimos:

  1. Glabela: región frontal inmediatamente superior a la nariz.
  2. Nasión: se corresponde con la sutura nasofrontal, inmediatamente inferior a la glabela. Normalmente es la parte más hundida del dorso y se encuentra a unos milímetros por debajo de la glabela.
  3. Rhinion: se denomina así a la unión ósteo cartilaginosa del dorso nasal.
  4. Dorso nasal: nace en el nasión y está formado por una arista y dos paredes laterales. En la parte superior se encuentran los huesos propios de la nariz y las apófisis ascendentes de la maxila y, en la inferior, los cartílagos triangulares.
  5. Válvula superior: se encuentra en la parte inferior del dorso y está constituida por los cartílagos laterales superiores o triangulares y la unión de estos con el borde anterior del septo. Es la parte más estrecha de las vías aéreas superiores (válvula interna) y se corresponde con la posición donde se colocan los injertos separadores para mejorar su funcionamiento.
  6. Supratip: es la más parte inferior del dorso, justo por encima de la punta nasal. El punto de transición se denomina “Supratip break”.
  7. Punta nasal: Es la parte más prominente o proyectada de la nariz.
  8. Domus o Puntos de definición de la punta: parte más prominente de la punta de la nariz que se corresponden a los dos puntos de luz en la visión frontal. Es la manifestación cutánea del ángulo o doblez de los cartílagos laterales inferiores en el punto de transición entre el cartílago alar y la crus intermedia.
  9. Triángulo blando: dos pequeñas concavidades a los lados de los puntos de definición de la punta. Representan el área de transición entre el lóbulo nasal y el borde de las alas o rima alar.
  10. Infratip: parte que se encuentra entre los puntos de definición de la punta (domus) y el lóbulo de la columela. Proporciona una transición suave desde la punta nasal a la columela.
  11. Alas nasales: forman los laterales de la punta nasal y unen el lóbulo de la punta con la piel de la cara.
  12. Columela: separa, a modo de columna, las dos narinas. Su consistencia se la proporcionan las crus medialis, parte más caudal de los cartílagos laterales inferiores.
  13. Ángulo columelo-labial: es el formado por el labio y la columela, mientras que el Ángulo Nasolabial lo será entre el labio superior y la nariz, es decir, entre el labio superior y la línea que va desde la base del ala de la nariz hasta la unión de la narina con la columela.

  • Tratamiento relacionado: Rinoplastia
  • Si deseas saber más sobre esta intervención, ¡envía una consulta a nuestro formulario web!

 

Comparte este artículo en redes sociales

Artículos relacionados

""
Salud

Fototipos de piel. ¿Sabes cuál es el tuyo?

Los fototipos de piel se refieren a la clasificación de la piel según su capacidad de reacción a la radiación solar. Existen diferentes escalas para determinar los fototipos de piel, siendo una de las más utilizadas la escala de Fitzpatrick, que clasifica la piel en seis tipos según su color, capacidad de bronceado y tendencia a quemarse. Los fototipos van desde el tipo I, que corresponde a personas con piel muy clara, cabello rubio o pelirrojo y pecas, hasta el tipo VI, que se refiere a personas con piel muy oscura. ¿Cómo saber cuál es mi fototipo de piel? Es importante

Leer más »
""
Cirugía Plástica

Preparando su cirugía. La alimentación: Qué tomar y qué dejar de consumir.

Desde el momento en que se pone en manos de su cirujano para realizar una cirugía plástica, estética o reparadora, es este quien debe guiarle sobre qué alimentación es la más adecuada antes, durante y después de la cirugía, qué medicamentos puede o no puede tomar, y qué otros hábitos de la vida cotidiana se deben fomentar o abandonar hasta la completa recuperación. Si lo más importante antes de una operación es NO FUMAR, NI TOMAR MEDICAMENTOS ANTINFLAMATORIOS durante tres semanas antes y dos después de la cirugía, no menos importante es cuidar la alimentación y, sobre todo, evitar alimentos y

Leer más »
""
Medicina Estética

Cambiar de aspecto sin que se note

Cada vez más mujeres y hombres deciden someterse a intervenciones de medicina estética para mejorar su aspecto pero, en no pocas ocasiones, el abuso de estos procedimientos tiende a reflejar una apariencia artificial, resultado de años de utilización de sustancias o procedimientos inadecuados.Hoy en día, sin embargo, los profesionales de la medicina estética buscan la satisfacción de su paciente pero, sobre todo, la naturalidad. Las técnicas se han multiplicado y evolucionado hasta tal punto, en efectividad y seguridad, que nos podemos permitir tratamientos con una recuperación casi inmediata y que, por lo tanto, no interrumpen el ritmo de vida de los

Leer más »
""
Cirugía Plástica

Cirugía genital estética femenina

Fuente de deseo y de placer, el sexo ha sido, desde los orígenes del ser humano, centro de atención y motivo de interés. Liberados de los ciclos de fecundidad de los mamíferos, desde la prehistoria hasta nuestro días, la sexualidad de hombres y mujeres ha pasado, dependiendo de culturas, ideologías o religiones, desde la libre exaltación al ocultamiento más riguroso. En estas fases, los genitales femeninos han sido tratados de muy diferente manera. Camino de la fecundación y origen de la vida, la vulva ha sido, ocultada o representada en el arte desde la prehistoria, con misterio y divinidad. Hoy, la

Leer más »
""
Cirugía Plástica

¿Cuál es la diferencia entre la lipoescultura y la liposucción?

Después de los excesos navideños son muchas las personas que deciden someterse a una lipoescultura para eliminar la grasa acumulada en zonas como el abdomen, los glúteos o los muslos. Esta técnica, que se encuentra entre las más demandadas por nuestros pacientes, permite afinar el contorno del cuerpo y conseguir una figura más esbelta, proporcionada y armónica. Si estás pensando en realizarte esta intervención, en este post te contamos todo lo que tienes que saber sobre esta técnica y en qué difiere de la liposucción tradicional.  Inventada en 1974 por el cirujano italiano Giorgio Fisher, la liposucción es una de las

Leer más »
""
Cirugía Plástica

Lóbulos: La elegancia de la sencillez

SENSUALIDAD EN EL ROSTRO La delicadeza de su forma redondeada y sinuosa, su piel aterciopelada y su tacto flexible y seductor, convierte al lóbulo, una pequeña estructura facial, en un potente centro de atracción. El lóbulo puede ser de dos tipos: el que se denomina “pendular o despegado” de la cara, y el “pegado” a la piel de la cara. Se considera que el tamaño adecuado del lóbulo está entre el 25 y el 30% de la longitud del pabellón auricular. La longitud del lóbulo varía, pero no debería exceder de los 2 cm. Con independencia del tipo de lóbulos con

Leer más »

RESERVA TU CITA

Descubre cómo podemos ayudarte a alcanzar tus metas de belleza y bienestar