Aumento de pecho: 12 mitos y verdades sobre los implantes mamarios

Poseer unos senos firmes y hermosos es uno de los atributos más anhelados en la búsqueda de la belleza femenina. Esta parte del cuerpo ha sido, a lo largo de los tiempos, arquetipo de belleza, fetiche de sensualidad, objeto de deseo y símbolo de fertilidad. De ahí, la importancia de que cada mujer se sienta a gusto con sus pechos y la necesidad de muchas de ellas de someterse a una cirugía de aumento que les proporcione un busto de su agrado.

Según la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica y Estética (ISAPS), la mamoplastia de aumento es una de las intervenciones estéticas más demandadas por las mujeres de todo el mundo. A pesar de su popularidad, existen muchos mitos y falsas creencias sobre esta cirugía. Muchas de ellas nacen de las llamadas fake news o noticias falsas publicadas en Internet, mientras que otras son producto del boca a boca difundido por opiniones no profesionales.

Desde la Clínica Dr. Arquero te invitamos a enviarnos una consulta online si deseas informarte mejor sobre la mamoplastia de aumento. A continuación desmontaremos contigo algunas de las “leyendas urbanas” más frecuentes en lo que a los implantes mamarios se refiere:

¿El organismo puede rechazar los implantes?

Es muy raro que el cuerpo rechace los implantes mamarios. Las prótesis actuales utilizan una silicona altamente depurada que difícilmente puede ocasionar reacciones inmunológicas de rechazo. Frente al implante, el organismo siempre produce a su alrededor una cápsula aislante similar a una cicatriz. Esta cápsula puede ser fina, normal, gruesa o extremadamente gruesa. En estos últimos casos, la cápsula puede comprimir el implante y provocar lo que se denomina contractura capsular que provocará a quien la sufra una sensación de dureza, tensión o incluso dolor y con frecuencia algún tipo de deformidad del pecho. Además, puede afectar a uno o a los dos pechos.

¿Se verán las cicatrices?

Depende de cómo cicatrice cada paciente, de la posición de las incisiones y, como no, del cuidado y precisión del cirujano. La colocación de los implantes se realiza a través de incisiones realizadas en zonas estratégicas para que sean menos evidentes, como el surco submamario, la areola o la axila. Cada una tiene sus ventajas e inconvenientes y la elección se hará dependiendo del cirujano, de la paciente y de las características de cada caso. Cuando las mamas son pequeñas (hipotrofia) y además sobra piel (ptosis), además de colocar los implantes, será necesario resecar el exceso cutáneo por lo que las cicatrices serán más importantes.

¿Las prótesis se notan?

Las prótesis no se notarán si el tamaño, la posición y la respuesta del cuerpo son adecuados. Para que sean menos evidentes, nosotros preferimos colocar las prótesis debajo del músculo en pacientes delgadas, mientras que en otras ocasiones también lo podemos hacer debajo de la fascia que cubre al músculo pectoral. Debajo de la glándula, tienen más posibilidades de que la cápsula redondee el pecho y sea más fácil percibir la prótesis. La forma de las prótesis también es importante. Las anatómicas mantienen siempre su forma, pero tienen el inconveniente de que pueden rotarse y deformar el pecho, mientras que las redondas de consistencia blanda, cuando la paciente se pone de pie, se hincharán naturalmente en su parte inferior y no correrán ese riesgo. Es también importante considerar la existencia de exceso de piel, en cuyo caso habrá que adaptar esta al volumen adecuado y resecar en caso de exceso cutáneo, aunque para ello haya que dejar cicatrices. No es de buen criterio la máxima de cuanto más caída mayor prótesis.

¿Mis pechos nunca parecerán naturales?

Una vez más, el resultado variará en función de la pericia y experiencia del médico que realice la intervención y de que este recomiende a cada persona el implante proporcionado a la anatomía y características de su cuerpo.

¿La operación es muy dolorosa?

Falso. La intervención se realiza bajo anestesia local y sedación o bajo anestesia general, por lo que la paciente no sentirá molestia alguna durante la operación. Cuando las prótesis se colocan debajo del músculo, la paciente sentirá molestias, algo así como unas agujetas fuertes, pero los analgésicos que disponemos en la actualidad evitarán que sufra dolor. Solo será necesario tomar la medicación y seguir los cuidados específicos prescritos por el equipo médico.

¿Perderé sensibilidad?

Falso. Después de la intervención, es posible experimentar falta de sensibilidad (hipoestesia) o hipersensibilidad (hiperestesia) en la mama. Se trata de una reacción natural de los nervios sensitivos al implante, pero es temporal y desaparecerá al cabo de pocas semanas.

¿Aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama?

Falso. No existe ninguna evidencia científica de que las prótesis mamarias aumenten las probabilidades de desarrollar ningún tipo de tumor o cáncer. Algunos médicos incluso sostienen que un pecho con implante es más fácil de palpar y que, por ello, es más sencillo detectar en él posibles nódulos. Sin embargo, a la hora de realizar revisiones, es recomendable optar por la ecografía o la resonancia magnética en lugar de la mamografía, ya que la presión que esta ejerce podría dañar el implante.

¿Podré amamantar a mi bebé?

Verdadero. No existe ninguna contraindicación al respecto ya que el implante se encuentra envuelto en la cápsula sin afectar a los conductos galactóforos que llevan la leche al pezón. Tu bebé podrá disfrutar de la lactancia materna ya que, en ningún caso, la silicona podrá llegar a la leche materna.

¿Es necesario cambiar el implante cada diez años?

Con las prótesis actuales, solo se recomienda cambiar las prótesis cuando se rompen. Antes, cuando eran de aceite de silicona, se aconsejaba cambiarlas preventivamente mientras estaban íntegras, porque una vez rotas, el contenido se esparcía, su retirada era muy difícil y siempre quedaba algo de silicona impregnando la cápsula. Hoy en día, al ser de gel cohesivo de silicona, esto no es necesario. Eso sí, una vez realizada la intervención, la paciente deberá someterse a una ecografía anual y a una revisión por su cirujano para revisar el estado del implante y controlar posibles cambios.

¿No puedo viajar en avión o submarino?

Falso. Una de las leyendas urbanas más extendidas, en gran parte, por la prensa rosa. Aunque es cierto que en los medios de transporte aéreo o acuático se producen cambios de presión, estos no son lo bastante acusados como para hacer explotar un implante mamario. Lo que sí debes hacer es esperar quince días desde la operación para viajar por mar o aire.

¿No se puede practicar deporte durante los primeros meses después de la intervención?

Verdadero. Los expertos de la Clínica Dr. Arquero recomiendan esperar de 3 a 4 semanas y retomar la actividad física progresivamente y con precaución. No obstante, el equipo analizará cada caso para ofrecer a cada paciente el tratamiento postoperatorio y recomendaciones adecuadas para su persona.

¿No se puede dormir boca abajo con el pecho operado?

Otro rumor infundado. Solo deberás tomar esta precaución hasta que desaparezca la inflamación característica de los primeros días después de la intervención, aunque nosotros no lo recomendamos en pacientes portadoras de prótesis anatómicas ni en aquellas que tengan los tejidos muy laxos.

Si deseas informarte mejor sobre la operación de aumento de pecho o mamoplastia de aumento, te invitamos a visitar nuestra página web y enviarnos una consulta online. En la Clínica Dr. Arquero, estaremos encantados de atenderte y despejar todas tus dudas sobre esta intervención estética tan demandada por las mujeres de todo el mundo.

Comparte este artículo en redes sociales

Artículos relacionados

""
Cirugía Plástica

¿Cuál es la diferencia entre la lipoescultura y la liposucción?

Después de los excesos navideños son muchas las personas que deciden someterse a una lipoescultura para eliminar la grasa acumulada en zonas como el abdomen, los glúteos o los muslos. Esta técnica, que se encuentra entre las más demandadas por nuestros pacientes, permite afinar el contorno del cuerpo y conseguir una figura más esbelta, proporcionada y armónica. Si estás pensando en realizarte esta intervención, en este post te contamos todo lo que tienes que saber sobre esta técnica y en qué difiere de la liposucción tradicional.  Inventada en 1974 por el cirujano italiano Giorgio Fisher, la liposucción es una de las

Leer más »
""
Cirugía Plástica

El cuello: Armonía y equilibrio cérvico-facial

LIFTING CERVICAL Y LIPOESCULTURA EN EL CUELLO El rostro, además de las manos, es la zona del cuerpo que más información nos da a simple vista sobre el estado de salud y el envejecimiento de una persona. Su estado dependerá de la disposición genética y de factores ambientales fundamentalmente, de la exposición al sol, el consumo de tabaco y alcohol, la alimentación, el ejercicio muscular, el estrés y el descanso. Estos agentes también dejan su huella en el cuello, del que podemos decir que es la columna de sustentación o el pedestal de la cabeza. Dr. Arquero: “Un cuello atractivo posee

Leer más »
""
Cirugía Plástica

Emoción en la mirada

Criatura social, el ser humano necesita comunicarse, necesita la mirada comprensiva y confirmadora del otro para existir. Desde este año 2020 que hemos despedido, buscamos y valoramos en la mirada de los demás la información que antes encontrábamos en su sonrisa. Las mascarillas nos obligan a transmitir la veracidad de nuestras emociones y sentimientos con nuestros ojos, donde ahora todos enfocamos nuestras miradas en busca de la belleza de los demás. El ojo humano, un auténtico radar, detecta al instante lo atractivo, lo saludable, o lo desagradable y peligroso… en los ojos de los demás Por esta razón, en la vida

Leer más »
""
Cirugía Plástica

¿Cuál es el mejor momento del año para una cirugía estética?

Todo momento puede ser bueno, siempre y cuando se disponga del tiempo suficiente para poder concentrar nuestra atención en recuperarnos con tranquilidad.Una operación es siempre un proceso cuyo resultado depende en gran parte de nosotros mismos. Nuestra colaboración es imprescindible desde el momento que decidimos someternos a una cirugía. En el caso de la cirugía plástica, tanto en su vertiente estética como reparadora, esta responsabilidad es todavía mayor pues está en nuestras manos elegir qué es lo que queremos corregir y, cómo, cuándo y con quién. LA MEJOR ESTACIÓN DEL AÑO PARA UNA CIRUGÍA Si un paciente nos pregunta cuándo es

Leer más »
""
Cirugía Plástica

¿Forma o volumen? En busca del pecho perfecto

En 1962, cirujanos de Houston (EE.UU) idearon los primeros implantes de mamas. Desde entonces, miles de mujeres han tomado la decisión de pasar por quirófano para cambiar el aspecto de su pecho. De hecho, en nuestro país, según la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), las intervenciones relacionadas con los pechos –aumento, reducción y elevación de pecho se sitúan entre las más demandadas. Sea por fluctuaciones de peso, pérdida de firmeza o como consecuencia de la edad, entre otros factores, los senos pueden cambiar de forma e incluso de tamaño a lo largo de la vida de una

Leer más »

RESERVA TU CITA

Descubre cómo podemos ayudarte a alcanzar tus metas de belleza y bienestar